ⓘ Anna Dostoyévskaya. Anna Grigórievna Dostoyévskaya fue una memorialista, taquígrafa, bibliógrafa y editora de la herencia creativa de Fiódor Dostoyevski, del qu ..

                                     

ⓘ Anna Dostoyévskaya

Anna Grigórievna Dostoyévskaya fue una memorialista, taquígrafa, bibliógrafa y editora de la herencia creativa de Fiódor Dostoyevski, del que fue su segunda esposa desde 1867 y madre de sus hijos: Sophia, Amor, Theodore y Alexis. Conocida como una de las primeras filatelista de Rusia. ​

                                     

1. Biografía

Primeros años

Anna Dostoyévskaya, de soltera Snitkina, nació en San Petersburgo, era el segundo hijo de una familia de humildes funcionarios, María Anna y Grigory Ivanovich Snitkin. La familia tuvo tres hijos María, Anna e Iván. Anna se graduó de la escuela secundaria con honores académicos y posteriormente se formó como taquígrafa. El padre, Grigori Ivánovich Snitkine 1799-1866, natural de Ucrania estaba muy interesado en la literatura y el teatro y era gran lector de Dostoyevski. La madre era finlandesa. La infancia de la joven Anna estuvo mecida por las historias de Dostoyevski. ​ Anna murió en Yalta en 1918. Después de 50 años, en 1968, sus restos fueron trasladados al Monasterio de Alejandro Nevski y fue enterrada cerca de la tumba de su marido.

                                     

2. Editora

Anna se convirtió en editora y distribuidora de los libros de su marido, con la intención de dirigir la nave económica de la familia. Fue muy eficiente su lucha con los editores que hasta entonces habían impuesto condiciones poco ventajosas para el escritor. La actividad editorial, bajo el control de Anna, comenzó de manera brillante y lograron vender 3.000 copias de Los demonios en un año. ​

                                     

3. Filatelia

Su colección de sellos la empezó en 1867 estando en Dresde. Comenzó, como se explica en las Memorias de Anna Dostoyevskaya, con una disputa entre Anna y Fiódor Dostoyevski, quien hizo algunos comentarios críticos sobre la inconstancia femenina. A Anna le molestó que su marido no tuviera confianza de que las mujeres de su generación fuesen capaces de persistencia o de dedicación a nada. Ella le dijo a su marido que iba a demostrar que estaba equivocado y mostrarle que una mujer puede perseguir un objetivo durante muchos años. Ella decidió coleccionar sellos y amplió su colección durante toda su vida. Según las Memorias, ella no compró un solo sello. Todos fueron, o bien sus propios descubrimientos o donaciones de amigos. Se desconoce el paradero de esta colección. ​